2020. Curso Breve de Verano - Gratuito!!

“ Las pasiones y el deseo del analista, en la enseñanza de Jacques Lacan.”

Viernes 7 y 14 de Febrero 2020
- 19,30 a 20,45 hs. -

Docente: Roberto Bertholet (*)

MAS INFO

(*) Miembro de la Escuela de la Orientación Lacaniana (EOL); - Miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP); Profesor Titular de “Psicoanálisis II” de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR); Docente del Instituto Oscar Masotta (IOM)

A los dos principios que proponía S. Freud como rectores de la posición del analista -neutralidad y abstinencia-, Jacques Lacan agrega un tercer protagonista, esencial en la dirección de la cura: el deseo del analista. En estos dos encuentros nos preguntaremos cuáles serían las relaciones entre el deseo del analista y las pasiones, no sólo desde la perspectiva del analizante sino fundamentalmente desde el analista.

Dirigido a: Estudiantes avanzados y profesionales en formación interesados en la clínica psicoanálitica.


PROGRAMA

Jacques Lacan ha producido una permanente operación de lectura sobre la obra freudiana, renovando y fortaleciendo el descubrimiento freudiano y sus elaboraciones de saber.

En cada Seminario y en cada uno de sus escritos, J. Lacan nos invita a que ningún detalle del edificio conceptual, por más pequeño que sea, quede sin ser interrogado. De tal modo, intenta ir contra los dogmas del movimiento psicoanalítico y en una dirección contraria a su transmisión esotérica.

En esa perspectiva es que Jacques Lacan recurre a algunas nociones de la Filosofía, para aportar un aire nuevo, vital y estimulante a los conceptos fundamentales del Psicoanálisis.

Entre tales nociones filosóficas, encontramos algunas que pasaron a formar parte del vocabulario lacaniano: "falta", "pasión", "ser", "clinamen", "existencia", "alma" -esta última es la única que encontramos repetidamente en la obra de Freud, no así las otras-.

En el Seminario 1 "Los escritos técnicos de Freud" (1953/1954), Lacan introduce un nuevo concepto: las "pasiones del ser" (amor, odio e ignorancia) para iluminar el fenómeno transferencial desde ángulos muy novedosos, en el espíritu del "retorno a Freud".

Lacan hace comparecer a las "pasiones" a lo largo de toda su enseñanza, no sólo en el Seminario I se referirá a "la pasión narcisista" (1955), "la pasión del significante" (1958), "las pasiones del alma" (1972) y tantas otras ocasiones. Por dar sólo un ejemplo, recordemos que en "Televisión" (1972), refiriéndose a manifestaciones propias del malestar en nuestra civilización, tales como el aburrimiento, la tristeza, la manía, el tedio, el mal humor y otras, introduce el concepto establecido por R. Descartes en 1649: "las pasiones del alma", lo que será leído por Jacques-Alain Miller, en la última clase de su Curso "Extimidad" (1985/1986), como "pasiones del a", "pasiones del objeto a".

Por otra parte, en el Seminario 8 "La transferencia" (clase del 11 de enero de 1961), J. Lacan introduce, por primera vez, una noción nunca antes formulada: el "deseo del analista". Lo hace para oponerse a la función privilegiada que, en ese tiempo, se le hacía cumplir a la "contratransferencia".

Más aún: a los dos principios que proponía S. Freud como rectores de la posición del analista -neutralidad y abstinencia-, Jacques Lacan agrega este tercer protagonista, esencial en la dirección de la cura: el deseo del analista.

Cabe que nos preguntemos cuáles serían las relaciones entre el deseo del analista y las pasiones, no sólo desde la perspectiva del analizante sino fundamentalmente desde el analista.

Los invito a que compartamos nuestro interés por las enseñanzas de Freud y de Lacan, con una elaboración sobre "las pasiones y el deseo del analista", al modo de una herramienta útil y conveniente para la práctica del Psicoanálisis de orientación lacaniana.

Roberto Bertholet

Actividad GRATUITA | Inscripción previa y certificación | Abierta la inscripción